domingo, 8 de marzo de 2015

Pesadilla antes de… ¿ganar?

EL ÉXITO SE VE TODAVÍA LEJANO EN MCLAREN-HONDA

Numerosos problemas en la unidad de potencia han limitado su rodaje en Jerez y Barcelona

El imperio alemán de Mercedes parece que se extenderá mientras se trate de V6 Turbo de tecnología híbrida.

Acabar la carrera; puntuar regularmente; podios; y victorias en 2016 y 2017, son el objetivo

Pesadilla antes de… ¿ganar? - LaF1Pesadilla antes de… ¿ganar?

Salió bufando y rugiendo desentonado. Como el que se levanta pronto para ir al dentista. El sonido ronco de un motor que, efectivamente, se desperezaba de un letargo de 7 años sin hacerse escuchar por estos lares. Con el pie izquierdo. Y es que en Honda han elegido el preciso, menudo, detallista, minimalista, elegante MP4-30 diseñado por la ex mano de derecha de Adrian Newey, Peter Prodromou, para volver a la cima.

Un riesgo comenzar con tan alta expectativa…y en tan bello carruaje. Han puesto al príncipe, todavía rana, a bailar con la hermosa Charlize Theron. La pretemporada ha sido un constante pisarse los pies entre ambas partes. Los dos enamorados han optado por ir lentamente para fraguar una relación más fuerte en el futuro. Contener la fogosidad inicial y resistir sus impulsos. Lentitud exasperante. McLaren y Honda no congenian de momento…y el verbo parece todavía lejano. Pero pasará. Es ahí donde se agarran ambas partes. En cuanto el chasis y la compacta unidad de potencia concebida en Sakura dejen de mirarse desde lejos, y se agarren de la mano, todo irá llegando. Lo mejor. 
La historia británico-japonesa antes de Australia no es muy alentadora. Si terminan la carrera podrán irse satisfechos a Woking para seguir trabajando en una temporada que se estima de ensayo. Pero antes de impresiones, números. El rodaje para McLaren-Honda ha sido en total de 1.751 kilómetros (380 vueltas), mientras que su potencial rival, Mercedes, ha paseado su W06 haciendo 6.121 kilómetros (1.340 vueltas). La nueva normativa pesa horrores en las mentes pensantes de este proyecto. Las arritmias y jaquecas no son sólo en el motor… 

Y es que los problemas se reducen al corazón del MP4-30. Al V6 Turbo nipón le está costando latir en su interior. Lo de Jerez era extremadamente normal. Lo de Barcelona deja una evidencia clara: podrían haber llegado mejor. Sin ser del todo sorpresivo, la realidad es que han tenido un año entero para preparar concienzudamente su vuelta a la Fórmula 1, y que el éxito se atisba a años luz. Pesadilla. 
Porque el imperio de la estrella de tres puntas parece que se impondrá durante todo el 2015…y más allá. Infinito si se va tratar de motores híbridos. Mercedes ha hecho las veces de Atila, y por donde pasan, no crece la hierba, ni flores, ni nada. Dominio incontestable. Creer lo contrario es ser más iluso que La Cabra Mecánica. Puede que al final, si McLaren y Honda avanzan su relación, y todo prosigue por caudales extremadamente positivos, puedan plantar cara en alguna carrera. Ese es el objetivo. Por este orden: acabar carreras; estar en los puntos regularmente; pisar el podio. Lo de las victorias está reservado al azar en 2015, y a un objetivo progresivo durante 2016… para dominar en 2017. 
En esos tiempos será posible ver algún ‘toma’ de Fernando Alonso. A los pajaritos volver a piar por los rincones del mundo que albergan este Gran Circo ambulante. Al asturiano elevando sus brazos al cielo celebrando su ansiado tricampeonato. Los sueños y su poder... Lejos de su misterioso accidente, todo parece indicar que en Malasia volverá a la acción. Ya entrena para ello. La mejor noticia en mucho tiempo. Porque volverá más fuerte. Porque quiere ganar. Y punto. Lo mejor está por llegar. Sólo falta que a Honda le dé por impulsar sus sueños más pronto que tarde. Y es que, la noche es más oscura justo antes del amanecer. 
Publicar un comentario